Eco-proyectos: Un tema para no desperdiciar...

Imágenes del City Bell que no nos gusta ver...


La basura nos molesta, no la queremos... (eso está claro) Pero ¿qué podemos hacer nosotros para evitar que siga transformándose en un problema incontrolable? ¿Cómo podemos contribuir para que este proceso se revierta?

La primera sensación que tenemos es que el problema es demasiado grande y que lo que podamos hacer en forma individual no va a solucionar el problema de fondo... Puede ser... Pero si creemos que los cambios también se pueden empezar "desde abajo hacia arriba", podemos, al menos, hacer el intento

Yo lo intento (muchos lo intentamos...) y quiero invitarlos a pensar en estos temas con responsabilidad y compromiso.

Hay una receta que puede aplicarse en todo momento para ayudar a que la basura, lentamente, pueda dejar de ser un grave problema. La receta consiste en cumplir firmemente con la siguiente consigna:

R R R
Reducir - Reutilizar - Reciclar


Reducir

Esto es lo primero: tratar de producir la menor cantidad posible de basura. Así de obvio, así de sencillo...

Qué podemos hacer?

  • Tomar conciencia de que muchas veces el envase de un producto termina utilizando más materiales plásticos que el propio objeto. Esto es muy notable en jugueterías, donde muchas veces el envase se utiliza como carnada. La practicidad comercial de presentar la mercadería en forma de blister, ha contribuido mucho en esta dirección
  • Volver a implementar el uso de la bolsa de los mandados. Antes teníamos una de tela, exclusiva para el pan y un par más de tela plástica lavable, una para almacén y otra para verdulería. Usando estas bolsas podemos evitar el uso de una bolsita para cada producto y otra con manijas para el transporte.
  • Comprar suelto llevando nosotros los envases. Todavía hay muchos productos de ferretería, limpieza, alimentos, etc que pueden comprarse sueltos evitando el packaging excesivo
  • Comer menos comida chatarra, cocinar más, usar ingredientes menos elaborados, ir más a la verdulería y menos a la roticería...

Reutilizar

Una vez que logramos reducimos la cantidad de envases y envoltorios, podemos optimizar nuestra acción transformando parte de la basura en material reutilizable.

Se han puesto de moda algunas cadenas de email que se mofan de la costumbre de "nuestra" generación de guardar envases vacíos, tapitas, corchos, bolsitas, frascos, etc, etc. Está bien, nos declaramos culpables... pero es una culpa que no nos pesa, es herencia de nuestros abuelos y padres que lo hacían porque todo les costaba mucho más... Ellos, sin saberlo, nos estaban dando lecciones de conservación del medio que el consumismo se encargó de ridiculizar.

Qué podemos reutilizar y cómo?

  • No digo que guardemos TODOS los envases, pero en un rincón del lavadero, del garaje o del quincho, una buena provisión de latas de diversos tamaños y formas, botellones o bidones plásticos, algún envase de helados y unos pocos frascos de plástico o vidrio con tapa pueden sernos útiles y hacernos sentir mejor sabiendo que estamos empezando a contribuir (con un granito de arena) a la segunda de las "R" de nuestra consigna.
  • Podemos jugar con nuestros hijos a inventarle aplicaciones a los materiales que descartamos... En próximas entradas voy a proponer algunos pequeños proyectos para los cuales vamos a utilizar algunos de estos elementos. Vayan guardando algunas botellas de policarbonato (las transparentes de aguas o gaseosas), alambrecitos y ramas de podas...
  • Por ejemplo podemos utilizar los botellones de 2 o 4 litros de agua mineral para alojar pilas y baterías usadas hasta darles un destino final, podemos usarlos para guardar pequeñas cantidades sobrantes de materiales de construcción para que no se humedezcan. Son buenas macetas (no para el living, pero si para hacer plantas de gajo o almácigos). Podemos usarlos, quitándoles el fondo, como pequeños viveros portátiles.
  • Hay mucha bibliografía y sitios en Internet donde podemos encontrar sugerencias para realizar manualidades a partir de materiales descartados. Insisto en asociarnos a los más chicos para que ellos nos aporten la cuota de creatividad y libertad que hemos estado perdiendo con los años.

Visitá este blog, tiene ideas muy creativas para reutilizar cosas en desuso: http://elmundodelreciclaje.blogspot.com/


Reciclar

Una vez que termina la vida útil de algunos elementos, queda todavía la posibilidad de reciclarlos transformándolos en nuevos productos útiles. Desde este punto de vista podemos distinguir dos categorías de residuos: los que van a la bolsa blanca y los de la bolsa verde (las de los lunes, miércoles y viernes).


Bolsa Verde:
Aquí tiramos residuos secos, no orgánicos, para que sean reciclados en forma industrial. Incluye papeles, cartones, metales, vidrios, telas, plásticos, etc

  • No es sencillo reciclar este tipo de materiales en forma casera (pero si reutilizarlos!) Difícilmente podamos reprocesar plásticos o vidrios, pero más adelante vamos a proponernos fabricar papeles reciclados y vamos a explicar las técnicas de la cartapesta.

    Cómo se reciclan los residuos de las bolsas verdes?
  • Los papeles y cartones se vuelven a convertir en papeles de menor calidad o cartones, los metales se vuelven a fundir, las botellas retornables se lavan y reutilizan y los otros restos de vidrio se vuelven a fundir para producir más vidrio. Los plásticos se convierten en nuevos plásticos, en tela de jean/denim o en la popular tela polar. Para que esto sea posible es necesario que existan plantas clasificadoras y separadoras de residuos, otras que los procesen y la conciencia colectiva de la necesidad imperiosa de reciclar.

Bolsa Blanca:
Aquí tiramos residuos húmedos, orgánicos, que pueden descomponerse. Incluye restos de alimentos, cáscaras, hojas, pañales descartados, envases "sucios", etc.
La mayoría de estos residuos podrán ser reciclados en forma casera para transformarlos en compost (tierra negra). Y este va a ser nuestro primer eco-proyecto: La compostera o abonera


Una propuesta: busquemos la complicidad de nuestros hijos... ellos no tienen los prejuicios y pruritos que tenemos los adultos para permitirnos ser creativos a la hora de buscar alternativas.


No nos olvidemos que esta nueva generación consume comida chatarra porque nosotros, sus padres, dejamos de hacer comida casera... no? Purguemos nuestras culpas mostrándoles que estamos dispuestos a revertir nuestros errores....


Reciclado en La Plata




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada