Caminatas: Árbol de cristal

Escondido en uno de los sectores más profusamente arbolados de la antigua estancia San Juan, propiedad de Leonardo Pereyra Iraola (posteriormente ocupada por la Escuela de Policías Juan Vucetich y actualmente controlada por la Dirección de Parques Nacionales) existe un árbol único en Sudamérica que hoy es el motivo de nuestra caminata o bicicleteada.

El Árbol de Cristal (Agathis alba) es una especie oriunda de Malasia introducida por los Pereyra Iraola y hasta donde se sabe es el único ejemplar en pié en Sudamérica (aunque hubo algunos otros). Se caracteriza por exudar una resina que forma “lágrimas” que reflejan la luz de la luna dando la sensación de ser realmente un árbol de cristal (esto nunca lo ví ... todavía...)

Para las indicaciones vamos a dar distancias en metros y tiempos aproximados de caminata (a una velocidad de marcha firme de 5 Km/h) o en bici (estimando unos 12 Km/h)

El punto de referencia es la estación Pereyra del ferrocarril. Se llega en automóvil por el Camino Centenario desde La Plata hacia Buenos Aires, pasando Villa Elisa y doblando a la derecha antes de cruzar el arco de entrada al Parque Pereyra. Esta calle llega hasta las vías y gira a la izquierda pasando frente a la estación, otra alternativa es llegar en tren (incluso subiendo la bici al furgón..) o pedalear hasta allí (son casi 8 Km desde la estación de City Bell)

Estación Pereyra

A menos de una cuadra después de la estación nace una calle (asfaltada pero con serio deterioro) a la que no se puede acceder con vehículos motorizados y que es el comienzo de nuestro paseo.




Entrada al sendero
Después de 1100 metros (unos 15’ de marcha o 5’ de bici) el camino se trifurca. El desvío hacia la izquierda conduce a una zona de canteras muy apreciada por ciclistas que quieren hacer un poco de cross. El desvío a la derecha es el camino más corto al árbol de cristal pero como veremos, es más agreste pero también más difícil. Seguimos entonces nuestro recorrido en línea recta ignorando los desvíos.

El sendero se separa en tres ramas
Unos 660 metros más adelante nos encontramos, a mano derecha, con una garita, en estado total de abandono, perteneciente a un antiguo puesto de guardia de la Escuela Vucetich

A 310 metros cruzamos un puente casi imperceptible por la cantidad de vegetación y 100 metros más adelante el camino se transforma en un sendero e ingresa a tierras de la Escuela Vucetich (hay carteles que lo indican y a lo lejos se puede ver el casco de la Estancia San Juan). En ese punto giramos hacia la derecha y empezamos a volver hacia el comienzo del recorrido pero por el camino “de la derecha” que mencionamos como más difícil.

Conjunción de los caminos central y derecho, próxima al casco de la estancia

A 270 metros de esta curva aparece una salida hacia la izquierda que nos conduce directamente al árbol (su copa se puede ver emergiendo del resto de la vegetación)




Desde el comienzo del sendero y hasta este punto habremos recorrido unos 2500 metros (algo más de 30’ caminando o unos 12’ a 15’ en bici)

Para volver podemos desandar lo recorrido o continuar por este otro camino, menos transitado.

El mayor inconveniente aparece después de 400 metros de marcha ya que hay un puente muy deteriorado del que sólo quedan sus perfiles de hierro y barandas. Realmente hay cierta peligrosidad, especialmente si hay que transportar una bici al hombro, y por eso no me animo a recomendarlo a todo el mundo…

Cruzado el puente, a sólo 70 metros, aparece una de las perlas de este paseo: una antigua ermita perdida en medio del bosque, muy vandalizada pero que aloja una imagen de la virgen y algunos objetos y ofrendas dejados por los paseantes.





Más allá de la ermita el camino se vuelve más tortuoso, con una superficie muy irregular (por ausencia de asfalto y raíces superficiales). Por tramos se hace casi intransitable después de lluvias fuertes. Luego de 560 metros se llega al punto de trifurcación y desde allí los últimos 1100 metros hasta la salida, nuevamente sobre asfalto. Este camino, desde el árbol hasta la salida mide unos 2000 metros (unos 30 minutos caminando o 12 en bici) totalizando 4500 metros si se recorren los dos caminos en uno u otro sentido.

También está la alternativa de llegar hasta la ermita por el camino de la derecha y volverse antes de cruzar el puente roto, lo que representa unos 3400 metros en total.

21 comentarios:

  1. Buenas, solo comentar que Agathis alba es un genero dentro de la familia araucareaceae, lo cual implica que es muy cercana a las araucarias que vemos habitualmente, A. angustifolia (pino parana); A. araucana (Pehuen); A bidwilii (A. australiana) A. heterophylla (A. Excelsa), a demás de otras que no vemos con tanta frecuencia. Yo tenia la misma historia, que era el único ejemplar en sudamerica, por tal motivo busque la especie en internet y en un foro uruguyo, uno dice tener un ejemplar en su casa de unos 20 años de edad. Obviamente lo dice esta persona, lo que no se realmente si es exactamente la especie A. Alba.
    Agathis, es género compuesto por 20 especies oriundas del Pacífico (sudoeste) desde Nueva Zelanda hasta Malasia por lo cual supongo que al común de la gente nos serán muy similares y solo expertos en el tema (Botánicos con especialización en taxonomía) serán los dueños de la verdad.
    Personalmente, he ido en bicicleta con amigos cuando era estudiante de Ing. Forestal, en ese momento el árbol se encontraba vallado por rejas, seguramente para evitar actos de vandalismo en su fuste.
    Solo era para comentar algunas particularidades.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfonso!!! Esto es lo mejor que le puede pasara un sitio como este, que cada uno aporte, opine, critique, comente, siempre con la intención de colaborar...
      Tampo, creo yo, es tan importante que sea el único o si hay dos o más... es un ejemplar magnífico, con una historia muy rica relacionada con la increible forestación que hicieron los Pereyra Iraola y para más, está rodeada de casi un paraiso, a 10 minutos de aquí...

      Eliminar
    2. Sin lugar a dudas, el parque es un lugar espectacular para disfrutar, tomar mate, y llevar a los chicos a corretear. Antes lo haciamos por las calles de City Bell, pero como ahot¿ra es totalmnte distinto, Pereyra y el Parque ecologico son 2 espacios verdes que debemos preservar.

      Eliminar
  2. hemoso e ido con mis hijos ,ya mayores ahora, mis nueras y mis cuatro nietos, de 6 a 12 años,es una experiencia hermosa,los chicos fascinados con tanta arboleda, cruzar el puente, saltar sobre arboles caidos, el sonido de los pajaros, realmente una experiencia enorme ya que mi marido tiene 76 años y yo 68, pero se pudo ir caminando muy bien, ah el auto lo dejamos en la estacion pereyra,es para recomendar,ya que al pie del arbol improvisamos un picnic con sandguchitos y gaseosa,un lindo paseo para hacerlo con abuelos,hijos y nietos.....

    ResponderEliminar
  3. Hola : Les comento que soy de zona norte islas del tigre , donde vivo no solo que hay uno si no que tambien hay plantines y los he transplantado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tigrense! Ya hay varios indicios de que no es el único (lo que no le quita belleza ni originalidad) Estaría muy bueno si pudieras conseguir algunas fotografías así las agregamos al final de esta nota... Gracias por el dato!

      Eliminar
  4. fui de noche, anoche!! y lo vi brillar!! genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien!! Felicitaciones!!
      Fuiste por tu cuenta o con un grupo organizado?
      Confieso una sana envidia...

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Según he comprobado personalmente, el ejemplar de Agathis alba que se encuentra en el Parque Pereyra no es el único. Existe otro que se haya también en Berazatequi, pero dentro de un predio que ocupó la municipalidad para recreación de estudiantes que no recuerdo como se llama. El árbol es un poco menos desarrollado que el de la Vucetich, pero presenta las mismas características, estas son: tronco de gran porte, follaje en el tercio superior y corteza descamada con gran exudación de resina que brilla en noches de luna llena especialmente.

    ResponderEliminar
  7. Excelente explicacion. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  8. Si. Se dice q el otro ejemplar esta dentro del complejo los privilegiados antigua estancia las hormigas. En Platanos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Alguien lo vió? ¿Cuál es la mejor época para ver el brillo de la savia de "cristal"? Por lo que leí es en las noches de luna llena. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  10. Hola! hace un par de sabados atras quise ir con una amiga, la cual ya lo conocia y nos tuvimos que volver, yo sin conocerlo. Eran cerca de las 4 de la tarde y no sabia cuanto duraria la caminata, ( mi amiga decia que nos faltaba bastante aun) lamento contar mi experiencia....no hay carteles indicadores, ni de distancia, el sendero es muy estrecho por lo que no pasa la luz del sol, me pareció un lugar totalmemnte abandonado (LAMENTABLEMENTE)y tampoco está promocionado, no tenia idea hasta el momento que existiera, lo cual a mi regreso, hizo que me ponga a leer en internet sobre el tema y me quedé mas asombrada aun cuando me enteré de sus cualidades...la verdad me quedé muy apenada, parece un lugar hasta poco seguro en el sentido que no hay nadie que te pueda auxiliar si te sucediera algo, no pasa casi gente....
    Me gustaria que estuviese vigilado, señalizado, cuidado y que haya grupos con salidas ya impartidas y hasta para poder verlos de noche en luna llena....
    simplemente mi deseo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debe convertirse en algo facil de acceder ni en un negocio ni en algo comercial. Si llegas ahi llegas a traves de alguien que ama el lugar alguien que sabe el camino y lo cuida

      Eliminar
    2. No debe convertirse en algo facil de acceder ni en un negocio ni en algo comercial. Si llegas ahi llegas a traves de alguien que ama el lugar alguien que sabe el camino y lo cuida

      Eliminar
  11. Si fuera asi seria algo comercial. Ir al arbol es una experiencia especial y unica y cuanto mas oculto y menos señalizado este mejor es. No debe convertirse

    ResponderEliminar
  12. Si fuera asi seria algo comercial. Ir al arbol es una experiencia especial y unica y cuanto mas oculto y menos señalizado este mejor es. No debe convertirse

    ResponderEliminar
  13. Estaría bueno poder organizar un tour nocturno que coincida con la luna llena para apreciar la luminosidad producto de la luz proyectada de la luna en la resina de la corteza del árbol. Lo que se debe hacer es pedir autorización a alguna autoridad de la escuela o con algún permiso municipal de Berazategui.

    ResponderEliminar
  14. Se dice que era un harbol de afrendas al.diablo..y titos de brujeria..hace tiempo atras cuando no era avitado se encontraban ofrendas de velas rojas..vevidas blanca..whiski gallinas muertas en su totalidad todas sin cabesa.. fotos de famias..y pañuelos rojos y negros..

    ResponderEliminar
  15. Los ritos siempre eran en alabansa al diablo.. no es aconsejable ir de noche por que las afrendas siempre se hacian los dias viernes a la noche de luna llena.. en ese mismo arbol. Hace tiempo por 2005 se mataron 3 amigos. En un pacto con el diablo.se colgaron en unos ganchos colgados frente al arbol. Es todo un misterio ir a ese harbol..lindo pot sus ojas como tos dicen. Feo por que esta tan maldijo por las cosas que le isieron tiempo a tras donde ece arbol nadie conocia.. y era muy dificil de llegar por sus espeso bosque.. queria compartir con usd los mitos urbanos aserca de este boaque y de gente que lo visito.. conseje.. NO IR DE NOCHE. EN ESPECIAL LOS VIERNES DE LUNA LLENA.. DONDE los ritos y brujas siguen dando vueltas por el arbol..

    ResponderEliminar