Enrique Kirschenheuter y el cine Cantilo

“Todos somos pioneros en un lugar, si nos ligamos sentimentalmente a él siempre...

Si lo respetamos, lo cuidamos y transmitimos a las nuevas generaciones sus raíces, sus historias...

City Bell tuvo su cine y sus duendes...

Rondaba el año 1957 cuando llegaba una empresa dispuesta a que funcione un cine en la calle Cantilo entre 1 y 2 de City Bell.

Para hacer realidad el sueño era necesario un encargado de pasar las películas de la época, un operador; allí apareció mi padre, innovador y con ganas de brindarle a los citibelenses toda la magia del cine, un duende...

Llevó a cabo muchas cosas, tenía un carácter, una tenacidad y una voluntad infinita...

...Siempre trataba de solucionar todo lo que estuviera a su alcance.

Algunos, como yo, no pudimos disfrutar del cine pero seguro que lo recordarán arreglando algún televisor, radio o plancha, o bailando tango y pasodoble con mi madre en los bailes del Club Atlético...

Su partida fue inesperada, una familia por disfrutar, nietos...

Su lugar está y estará en nuestros corazones. Al pasar el tiempo uno se siente bien al ver que la vida nos regaló padres humanos, con principios, valores, luchadores; y que dejaron su huella de buena gente en este mundo.


¡Gracias Pá!


Fabiana Kirschenheuter


--------------------------



Además de su responsabilidad en la puesta en marcha del cine, Kirschenheuter desarrolló durante muchos años su actividad como electrotécnico y participó intensamente de muchas actividades en el Club Atlético, especialmente cuando se necesitaba amplificación de sonido o un locutor que animara los bailes y reuniones. Junto con su esposa “Beba” Goyheneche tuvo gran participación en las actividades del Club, del que fue nombrado Socio Vitalicio en octubre de 1977.



Enrique y sus equipos...



La tarea de proyección era, en aquel entonces, totalmente manual y requería de mucha atención y organización. Como ayuda a su tarea y memoria de su actividad, Enrique utilizaba los programas que se entregaban al público para anotar en ellos sus observaciones sobre estado de la película, defectos, números de las latas, empresas proveedoras, etc; convirtiéndolos en un documento único e invalorable. Su familia ha guardado con mucho esmero y cariño todos los programas impresos a lo largo de cinco años de historia del cine (no pudiendo confirmar si ese período coincide exactamente con el tiempo total de funcionamiento de la sala) y ellos nos permiten recrear esta actividad después de 50 años...


Llega el cine a City Bell

El primer programa está fechado el 27 de septiembre de 1957 y seguramente coincide con la inauguración “oficial” de la sala, ya que incluye la leyenda:


“City Bell necesitaba y merecía una sala de espectáculos que estuviese de acuerdo con su rápido progreso. Creemos brindársela con este cine, donde esperamos que el público encuentre un ambiente de confort y espectáculos de calidad”


Empresa “Cine Cantilo” S.R.L.



Primer programa del cine Cantilo (Septiembre de 1957)



También, entre los documentos que posee su familia, se conserva todavía un contrato celebrado el 20 de julio de 1959 entre Enrique y la empresa propietaria del cine. El documento comienza...

“El Sr. Enrique Kirschenheuter en su carácter de electromecánico y operador independiente, (...) por una parte y la Sociedad Nassiff – Fadul S.R.L. en su carácter de propietaria del Cine Cantilo (City Bell) calle Cantilo entre 1 y 2, con domicilio legal en la calle Olazabal 5347, Capital Federal, por la otra, se conviene:”

En el contrato se estipula que Enrique atendería la explotación de la cabina del cine durante las funciones vespertinas y nocturnas; atendería la limpieza, lubricación y atención mecánica ligera de los equipos, proveyendo el instrumental y herramientas necesarias. También correspondía a Kirschenheuter el pago de sueldos y cargas sociales del personal a su cargo

Fotografía fechada el 3 de septiembre de 1959


En el año 1960 el cine cedió sus instalaciones para la campaña de recaudación de fondos realizada por la Comisión Pro Embellecimiento de City Bell (Ver Nota). De aquella oportunidad quedaron algunas fotografías del escenario y de la sala...

Miembros del Ballet Infantil Folklórico "Ciudad de La Plata"


Lleno total en la sala del Cine Cantilo


El cine (junto con los bailes de los clubes) fue durante mucho tiempo un motivo de esparcimiento muy bien aprovechado por los vecinos (yo mismo me recuerdo, vestido "de domingo", yendo con mi prima Mary y sentándonos en la primera fila para sumergirnos en las junglas en blanco y negro del Tarzán de aquella época).

Con el correr de los años el auge de la televisión atentó contra la continuidad del cine en una competencia dispar, hasta vencerlo... El mismo fenómeno, en forma más gradual, afectó también a las salas de La Plata, muchas de las cuales se perdieron y otras sobreviven gracias a su conversión a microcines. El último programa guardado por la familia de Enrique está fechado el 5 de agosto de 1962 y posiblemente marque la última función del cine Cantilo.

Posteriormente (según recuerdo) en la sala funcionó un boliche, una fábrica de muebles y hasta un taller mecánico. Hoy en día, y desde hace 33 años, en la antigua sala funciona el templo de la Iglesia Cristiana citibelense




Ex cine Cantilo en la actualidad


6 comentarios:

  1. Algo mas que me entere al investigar sobre City Bell,hermoso todo lo que hizo Enrique...que orgullo para sus seres queridos!!que luchador ,un grande de verdad,!!!una persona tan querible,que aunque poco lo tratamos ,era un divino,un genio super amable y cultivador de amistades...Gracias por todo lo que hicistes !!!y felicitaciones Fa por haber tenido un papa asi!!!!un beso San

    ResponderEliminar
  2. Hola: que lindos recuerdos, yo tratè con Enrique siendo miembro de la comisiòn de la salita Nº 5 que colaboraba con el Jardìn Maternal Islas Malvinas.Pero ademàs conocì a la familia porque fuì compañera de Enrique hijo em la escuela Nº 12, mis saludos a toda la familia. Patricia Girotti

    ResponderEliminar
  3. ...Ah , me olvidabam el boliche que estuvo donde fuè el cine se llamaba "Dinoguet", ja ja, que jòven que era

    ResponderEliminar
  4. Gracias por compartir tus recuerdos....

    ResponderEliminar
  5. Fabiana que lindo lo que escribis de tu papa!!!! Cuantos recuerdos Un abrazo
    Claudia Favorito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juanjo por darnos este espacio para expresar las historias y las vivencias de nuestros familiares...prometo seguir colaborando con vos en este tan hermoso trabajo que es el de recuperar la historia de nuestro querido City Bell,invito a todos los que tengan ganas a unirse registrando sus propias anécdotas ....y Gracias Claudia por tu comentario !!!Un beso.Fabiana

      Eliminar