Franco Fúrfaro, escultor

Franco Fúrfaro nació en Italia, Calabria, el 7 de Noviembre del año 1901. Llegó a argentina en el año 1927 y vivió en La Plata (calle 5 e/ 44 y 45 N° 629) hasta 1969, año en que se radicó en City Bell.

Fue uno de los socios fundadores de “La Peña de Bellas Artes”, distinguido con varios premios en distintas exposiciones de sus obras pictóricas y sobre todo escultóricas, entre ellas “Narciso”, realizado en yeso-piedra; “Cabeza de Niña”, yeso imitación bronce; “Ondina”, bronce. Éstas, situadas en la casa de su nieta en City Bell, junto a otras obras pictóricas.

Entre los trabajos de esculturas de grandes dimensiones se pueden conocer el “Monumento a la Madre” situado en el Club Atlético de City Bell (originalmente en la esquina de Cantilo y Jorge Bell y actualmente en el hall del Club)


"Monumento a la Madre"


Otras madres: “La Madre”, plaza central de Villa Elisa; “Madre”, en Los Hornos; “Madre”, en Berisso. Monumentos: al General José de San Martín en Magdalena; monumento al Gral. José de San Martín en Necochea; obras donadas a esa ciudad. También se puede observar “Cabeza de Indio Toba” en el museo de Ciencias Naturales de La Plata; imagen de la virgen María en la Iglesia San Ponciano de La Plata en 1965; y no menos importante: Franco trabajó como artista en el Museo Policial de La Plata.

También realizó el busto de Manuel Belgrano emplazado en la plaza homónima en mayo de 1969, como parte de los festejos por el 55º aniversario del pueblo. Esta obra luego fue destruida por manos insensibles al arte, siendo reconstruida por la artista Nélida Fernández Ulliana.




El artista y su obra



Bendición del busto

Así este hombre-artista, humilde, decoroso, noble nos dejó su legado a mí, su nieta, criada como si fuese su propia hija, sobrinas-nietas y ahora a mis hijas, que no pudieron conocer su corazón candoroso y amoroso.

Siempre a su lado, su fiel compañera Doña Gerónima Marando de Fúrfaro, Momina para los que la quisimos tanto.


Pequeña "Piedad" de yeso, fechada en 1962

En el año 1980 dejó este mundo para ir a pintar el cielo junto a Miguel Ángel, a quién admiraba tanto. Era el 14 de Mayo de ese año y seis meses después lo siguió su compañera desde siempre.

En mi corazón están sus días de arduo trabajo en esos monumentales moldes de yeso y fierros, siendo testigo ocular de su amor y pasión por el arte.




Ana María Falcomer Fúrfaro.

.

4 comentarios:

  1. Un orgullo ser parte de la familia de Franco. Aunque no pude conocerlo, las cosas que mi mamá me cuenta sobre él me hacen pensar que sí lo conozco =)
    Gracias por el homnaje en nombre de toda mi famlia, Juanjo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy trabajando sobre un monumento de Franco Fúrfaro existente en Mendoza y me encantaría ponerme en contacto con alguien de su familia. Soy Patricia Favre dejo mi mail: favrepatricia@gmail.com

      Eliminar
  2. Ana María Falcomer, conocí también a tus tios, en los días que vivías con ellos. Soy Guillermina Pellegrini, de La Plata, fuimos compañeras de curso en el colegio Fray Mamerto Esquiú de Citybell por los años 70. Me gustaría contactarme contigo aunque sea virtualmente. Mi correo guillepellegrini@yahoo.com.ar.

    ResponderEliminar
  3. Ana María... soy Alejandra... nieta de Miguel Furfaro, primo de Franco... Me acuerdo de vos, de las visitas a la casa de City Bell, de los teros del jardín, del gallinero... Hoy leí que era el día del escultor y me vinieron a la mente muchos recuerdos de esa casa que me encantaba visitar, de las veces que cuando iba me llevabas a la plaza y comíamos helados... de la tia Momina... y por supuesto del tío Franco... Te mando un beso grande (alejandra.bk@gmail.com)

    ResponderEliminar