La parábola de la acacia negra

La Acacia negra, Gleditsia triacanthos L. (o acacia de tres puntas o de tres espinas) es una especie introducida al país (posiblemente en el S. XIX), originaria del centro-este de EE.UU, donde existen otras variedades.



Comienza su expansión invadiendo terrenos abandonados y suele formar montes extensos y achaparrados. En los últimos 40 años esta especie ha invadido el norte de la provincia de Buenos Aires.

Cada tres o cinco años puede dar gran cantidad de frutos y eso hace que su dispersión tenga momentos de mayor expansión.


Monte de Acacias Negras en el Parque Ecológico


Es una especie interesante para uso ornamental, de hojas caducas y que da buena sombra en verano, aunque poco densa. Su tronco y ramas están cubiertos de espinas ramificadas. La madera se emplea en carpintería y ebanistería.


Muchos pájaros se alimentan de sus semillas. El mucílago de la semilla es dulce y se puede emplear para cremas, helados, etc. Los frutos se han empleado como alimento para el ganado, aunque sólo en épocas de escasez porque tienen efectos laxantes.

Como es una leguminosa, sus frutos son legumbres que se retuercen en forma de espiral colgando de las ramas al final del verano, pueden alcanzar los 25 centímetros de longitud.



Acepta casi cualquier terreno siempre que no sea demasiado húmedo. Es resistente a la sequía y a la contaminación y tolera la salinidad del suelo.

Carece de plagas y enfermedades de importancia y se multiplica por semillas, esquejes e injertos.

Dice el INTA: “Especie sumamente peligrosa por su capacidad invasora (rápido crecimiento, período juvenil corto, gran producción de semillas, alta germinabilidad de semillas), por el nivel de daño económico y ecológico que causa y por su difícil control. Rebrote de cepa”

Estas cualidades de adaptación y reproducción, hacen que la acacia sea una especie “exitosa” que termina compitiendo por el espacio con plantas nativas como el Espinillo o el Tala.

(*) El Parque Ecológico ya presentaba ejemplares de acacia negra en el momento de su creación, en 1998, y se asumía que su población estaba favorecida por la existencia de ganado vacuno en el predio (ya que este se alimenta de sus frutos y dispersa sus semillas). De acuerdo con esta lógica, al desaparecer el ganado, hace ya 12 años, se esperaba que disminuyera la tasa de expansión, pero esto no sucedió... La acacia, sin enemigos naturales y con varias estrategias reproductivas, continuó su expansión con éxito.

El continuo corte de pasto en el área de acceso libre ayuda a mantener acotada esa expansión, pero en las zonas de amortiguación y de reserva, donde se evita la intervención humana y no se realizan cortes de pasto, la acacia gana terreno a un ritmo preocupante. Esta situación reaviva (creo yo) la disyuntiva sobre el grado de participación que debe o puede tener el hombre en los procesos de la “naturaleza”. Naturalmente, la acacia gana espacios, pero en una competencia desigual con las especies autóctonas. Las acacias no deberían estar en el Parque, es una especie introducida y así como la acción del hombre la trajo a estas latitudes, la acción del hombre deberá controlarla y, eventualmente, erradicarla. Lo mismo sucede con otras especies vegetales y animales (ya hicimos referencia a la aparición de estorninos en nuestra región)

En este momento, personal del Parque se encuentra abocado al estudio de la situación y a la evaluación de posibles acciones, pero no es fácil... Los métodos de control mediante herbicidas parecen ir en contra de la esencia de un Parque Ecológico y se debe atender con mucho cuidado a los efectos secundarios y residuales del producto que se use. Momentáneamente, el control se realiza mediante la extracción completa de ejemplares (la tala no sirve, ya que vuelve a brotar desde la cepa) y por eso no debe llamar la atención que aún en un parque de este tipo, en que se cuida cada planta como un tesoro, un guardaparque pueda estar cortando una planta con una motosierra...

Caramba...! Me parece que esta historia de las especies que llegan e invaden todo, desplazando a las autóctonas, me resulta familiar...



(*) Basado en conversaciones con personal del Parque.

.

21 comentarios:

  1. Muy Interesante el posteo!. No conocía esa cara de la Acacia, y muy buena comparación... es como el Estornino.

    Otra de los "beneficios" es que es muy codiciada por las Abejas por su Polen y su Néctar (es Nectarifera y Polinifera), tal es asi que incluso el Profe del Curso de Apicultura comentaba que hay una gran diferencia cuando arranca la temporada esta planta ahí en el parque!.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Evidentemente, contar con el interés de las abejas, le ayuda a asegurarse la polinización y le dá un punto más de ventaja sobre otras especies, no?

    ResponderEliminar
  3. Si. Al ser de tanto interés para las abejas, seguro visitan cada una de sus flores buscando ese preciado polen y néctar, lo que garantizan una alta taza de Polinización (por llamarlo de una forma), de la cual luego saldrán esos frutos, y bueno ya sabemos después como sigue su ciclo.

    Parece una planta creada por el mismo diablo jajjaa: perfecta por donde se la mire, pero a la vez tan mala!!.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO ES UNA CREACION DEL DIABLO, POR EL CONTRARIO DIOS MANDO QUE SE CONSTRUYA EL ARCA DEL PACTO ,CON ESTA MADERA Y ALL SE PUSIERON LAS TABLAS DE LA LEY.

      Eliminar
    2. Es muy cierto... A veces nos tentamos catalogando de "buenas" o "malas" a las criaturas de la naturaleza... En la lucha entre especies no hay maldad alguna, el problema somos nosotros... no?

      Eliminar
  4. En realidad la planta no es mala... la maldad es un defecto humano. El problema de estas plantas (como los estorninos) es que están acá por una desafortunada intervención humana y compiten con ventajas sobre los locales...
    Este tema de la humanización a la hora de valorar hábitos y conductas de los animales me resulta muy atractiva y ya será motivo de alguna entrada...
    Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  5. Es muy posible que haya sido introducida aun antes del siglo XIX, Guillermo Enrique Hudson, el que le da nombre a la zona de Florencio Varela, el que vivio en los 25 Ombues, cuenta en su libro "Alla lejos y hace tiempo" que cuando tenia 6 años, el bosque de la casa a la que fue a vivir tenía un bosque de alamos lombardos rodeados de Acacias Negras, y esto era aprox. en 1840. Es muy facil comprobar el poder invasivo de esta especie con solo salir al campo. En la reserva costanera Sur vi que la controlan , como a otras especies, haciendo una zanja perimetral en el tronco mas profunda que la corteza, no se cuales son los efectos. Slds.

    ResponderEliminar
  6. Tengo entendido que a ese corte en la corteza de especies adultas le sigue el rociado de un herbicida. Lo mismo hacen sobre los tocones de especies jóvenes taladas.
    Muchas gracias por tu aporte PV...

    ResponderEliminar
  7. hola, les cuento que como sucede con todas las cosas, las especies se proliferan excesivamente cuando no tienen un competidor(en el caso de los vegetales compiten por agua, nutrientes y sol principalmente) o algún depredador natural. La acacia al ser exotica no posee ningun depredador, solo pudiese tener competidores, pero el pastizal natural no logra suprimirlo. Es asi que la única manera de disminuir su area de ocupación es encontrarle algún uso economico redituable . Profecionales del Vivero Darwin comenzaron a tablear algunos ejemplares de gran diametro que se encontraban en sus inmediaciones con el proposito de ensayar sus caracteristicas fisico-mecánicas. No se en que habrá quedado eso.
    Por otro lado como muchas especies leguminosas las semillas poseen una cubierta dura que impide la germinación por algun periodo de tiempo, para germinarlas necesitan de un proceso denominado escarificación, puede ser natural o artificial, el gran exito de la especie se debe a que el ganado en su tracto digestivo genera este proceso, bien, entonces eliminar el ganado sería una forma de disminuir su proliferacion, pero si observan bien la distribucion en el parque, se daran cuenta que esta al borde del Arroyo, otra manera de escarificarse la semillas es en zonas húmedas, que luego del dragado, las semillas son removidas llegando a la superficie y germinando con una gran velocidad ya que tienen agua, nutrientes y sol sin ninguna otra competencia.
    Por último las condiciones que se van generando en las inmediaciones de los ejemplares hacen germinar las simientes,distribuyendose en forma circular al ejemplar progenitor, pero con una velocidad de crecimiento mucho menor a las antes citadas, porque estos nuevos arbolitos deberan competir con su propio creador.
    Espero haber hecho algún aporte al tema.
    Muy Lindo el blog.

    ResponderEliminar
  8. Por supuesto MCH! Te agredezco el aporte, que resulta muy completo y esclarecedor.
    De esto se trata lo que venimos intentando: promover la participación de los vecinos para que opinen y se involucren en todos los temas que tengan que ver con nuestro entorno, nuestra calidad de vida o nuestra historia.
    Te animo a seguir haciendo tus aportes cuando volvamos a estos temas o cuando lo consideres oportuno.
    Nuevamente Gracias!!

    ResponderEliminar
  9. muy bueno todo esto. con respecto a los arroyos, es muy comun ver en la cuenca del río lujan unos hermosos montes de acacia negra, mucha cantidad, pero llega hasta el borde del alambrado a donde tienen acceso las vacas. Fuera de lo que es un parque ecologico habria que hacer los estudios pertinentes pero se me hace que dentro de la pasta de celulosa debe ir como piña. En cuanto a su valor alimenticio, una tradicional y muy valorada enciclopedia agropecuaria, le atribulle cualidades sustitutas de la avena; claro esta que me refiero a las chauchas, que por la enorme cantidad que produce, ha sido tenida en cuenta como suplemento vacuno. Despues, es buena leña, pudiendo competir con el eucaliptus, tabliado tambien tiene que andar, y como poste es mejor la acacia blanca, pero tambien va, dura un poco menos. Como se ve tiene utilidades, porque hasta se podrian seleccionar en vivero los ejemplares sin espina para facilitar el manejo. Yo no lo despresiaría, si lo utilizaría, entre otras cosas para tenerlo controlado. Imaginense este año que por falta de lluvias no hay pasto en los campos, poder disponer de un silo de chauchas como saldrán este año con cuatro gotas que caigan ahora y en febrero...

    ResponderEliminar
  10. Gracias "anónimo" por tu aporte.
    La idea de esta entrada no es desprestigiar a la pobre acacia sino reflexionar sobre la intervención del hombre en los procesos naturales...
    En el mismo Parque Ecológico utilizan su madera para cartelería, postes, juegos, etc. (me cuentan que a veces los usan como postes y les aparecen brotes!!!)

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante todo, gracias por compartir todos los conocimientos.
    El otro día vi todo un monte de acacias negras en Proivincia de Buenos Aires (Argentina) con sus grandes espinas en los troncos y por entre estos árboles andaban los caballos pastando. Yo tenía que ir a buscar los caballos... tuve que hacer contorsiones físicas para esquivarlas.
    Sugerí, en vez de eliminar a estos árboles, ya que están aportando una sombra importante, cortar todas las espinas de los troncos y las ramas bajas de todos los árboles del monte. Creo que con paciencia y dedicación se puede lograr. Finalmente ir reemplanzándolos poco a poco por árboles menos riesgosos para los animales y para el hombre.
    Me gustaría saber su opinión. Las espinas volverán a crecer?
    Les mando un abrazo...
    Gastón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gastón!
      No me animo a contestarte porque soy solamente un aficionado a estos temas (pero con ganas de compartir mis inquietudes con mis amigos. Por lo que me contaron en el Parque (respecto de la tenacidad que tiene para rebrotar aún en condiciones muy adversas), me da la impresión que si... Hay otras acacias similares pero "mansas" (es decir, sin espinas o púas) pero la que prospera por estos pagos es la "brava"

      Eliminar
  12. Creo que la buena protecciòn que genera este monte (Vientos, Sol, Heladas...) se puede aprovechar para el crecimiento de otras especies que vayan reemplazando a la Acacia "Brava". Encima hay otra problemática con las espinas ya que hay muchos loros que hacen sus nidos con las ramitas llenas de espinas. En medio del camino rumbo al monte hay un eucalipus en donde anidan estos loros y caminando por ahí una de estas ramitas con espinas, caída, me atravesó la zapatilla. Por suerte no llegó a lastimarme mucho pero podría haber sido bastante complicado. Ya estoy pensando en eliminar estos nidos del medio del paso aunque seguro que volverán a anidar por ahí.
    Un flor de laburo que me espera a causa estos árboles... muy lindos pero muy peligrosos.
    Espero que alguien me responda respecto al crecimiento de las espinas (Volverán a crecer las espinas de los troncos si las cortara?)
    Gastón

    ResponderEliminar
  13. Hola! quisiera saber si son comestibles las chauchas de acacia...Se que las de algarrobo si, y se hacen distintos alimentos como café de algarrobo, harina de algarrobo, licores, etc. ¿con la acacia que onda? Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Por lo que pude leer, se usa en repostería pero desconozco cómo. Es usado como forraje para ganado pero con efectos laxantes, asi que habría que saber muy bien cómo utilizarlo. Yo más de una vez las probé en muy pequeñas cantidades pero me ha costado mucho encontrarlas en su punto justo de maduración. Habrá que investigar...

      Eliminar
  14. Es Darwin trabajando. La acacia se reproduce ahora por sus "propios méritos", más allá de que allá hace tiempo el hombre haya traído algunos ejemplares. En vez de encarar un tarea fútil desde el vamos como la erradicación, creo que es hora de pensar cómo explotar esta especie como recurso.

    ResponderEliminar
  15. Vaya le han tirado a matar a la acacia negra... yo en casa tengo una de unos 30 o 40 metros de altura y la adoro... Es un gran árbol que da una hermosa sombra, sus espinas crecen nada mas que en la parte inferior del mismo ya que en la copa del árbol no tiene o las pocas que puede llegar a tener son tiernas como una hoja y no no vuelven a crecer una vez que las cortas. Mi nombre es luis y me encanta el arbol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés razón Luis... Como todas las demás especies vegetales o animales, son verdaderas joyas naturales y tienen encantos que a veces no alcanzamos a descubrir. Este posteo quería referirse a la introducción de especies foraneas que terminan compitiendo, con ventajas, con las autóctonas. Es una parábola de lo que pasa en City Bell, ocupada por nuevas especies que compiten con nosotros por el espacio...

      Eliminar
  16. Hola a todos, y gracias por sus comentarios; les cuento que tengo un terreno en Arturo Segui y esta lleno de acacias negras... he estado podando y podando las ramas bajas para poder circular cerquita.. a pie.. ya habiamos podado algunos ejemplares y al anio siguiente salieron desde la base muchos mas... asique hay que aprovecharla, cortarla y regarla para volver a cortarla... por suerte soy carpintero! gracias! jeronimo

    ResponderEliminar