Ennio Ciccarella: 60 años en City Bell

El 3 de mayo de 2011 se cumplieron 60 años de la llegada a City Bell del vecino Ennio Ciccarella. Ennio nació en 1928 en San Biase, un pequeño pueblito ubicado a 170 Km al sudeste de Roma.
  
Pueblo de San Biase

En el ángulo superior derecho de esta postal de su pueblo se distingue la casona familiar rodeada por una hectárea de tierra en la que se cultivaba la vid. La propiedad también incluía la mitad derecha del bosque que se ve en la parte superior. Además de vides, la familia poseía plantaciones de olivo, explotaba canteras de piedra y fabricaba carbón de leña.

Ennio me muestra con emoción y orgullo una fotografía de su padre, fallecido a los 102 años, quien fue intendente ad-honorem de su pueblo durante catorce años, una vez terminada la guerra. La fotografía fue tomada durante el homenaje que el pueblo le rindió en 1993 al cumplir 100 años.
Ennio tuvo tres hermanos: Ascensino (el mayor), quien vino a vivir a Villa Elisa en 1949; Vittorio que se quedó en su pueblo natal y Amalia, quien se radicó en Inglaterra.
Ennio llegó a City Bell siguiendo a su hermano Ascensino en 1951. A diferencia de muchos otros inmigrantes que llegaban a la Argentina escapando de la pobreza, la llegada de Ennio y su hermano tuvo más que ver con la aventura y la búsqueda de nuevos horizontes.


Con conocimientos de albañilería comenzó a trabajar en la construcción, en City Bell y en Villa Elisa (donde alquilaba una pequeña casa que compartía con su hermano). Él reconoce que su atracción por este pueblo se debió fundamentalmente a una persona: su novia Petty (una nativa de nuestra localidad). Ella fué finalmente su esposa y de esa unión nació su hijo Claudio, también oriundo de City Bell. 
Ciccarella empezó su actividad construyendo casas por encargo, fundamentalmente para familias de La Plata que llegaban buscando espacio verde. Un tiempo después construyó la primera casa por su cuenta, para venderla una vez terminada y así nació la idea de convertirse en martillero público. En 1956 abrió su primer oficina en el garage de su casa en 11 y 21, más tarde se trasladó a 11 casi Belgrano y finalmente, en 1957, se instaló en Camino Belgrano y 15 hasta el año 1991

Frente de su inmobiliaria
En mayo de 1967, junto con un grupo de comerciantes locales fundó el Centro Comercial, Industrial y Propietarios. Ciccarella formó parte de la Comisión Provisional, encargada de redactar los estatutos y organizar el Centro, junto a otros vecinos como Luis Giffoni (Delegado Municipal), Sara Becker de Torrent (Sarita), Sergio Cosen (Tienda La Esperanza), Leonardo Detlefsen (Semillería Nardo), Pedro Giquiardo, Julio Barone (Estación de Servicio), Eliseo Sampedro (Transportes), Oscar Lecaditto (Mueblería Oslec), Nestor Faingold (Artículos del Hogar) y Ángel Barreña. Entre sus primeras actividades, el Centro participó colaborando activamente con la Comisión especial que se designó para organizar los festejos por el 55° aniversario del pueblo y realizó gestiones para conseguir la instalación de cloacas, desagües y gas. El Centro contaba con un periódico oficial denominado “El Vocero Comercial”
En aquellas épocas el negocio inmobiliario no pasaba por la construcción de bunkers, duplex o barrios cerrados, sino por chalets y algún que otro local comercial. Ciccarella, un enamorado de City Bell, comprometido con el crecimiento y engrandecimiento del pueblo permanentemente propiciaba la implementación de obras de infraestructura: “Hay que pavimentar las calles Sarmiento, Rivadavia y Alvear para dar circulación a una amplia zona ubicada al norte de City Bell, densamente poblada, pero prácticamente sin salidas”, declaraba en 1970 a un periódico platense.

En enero de 1969, en una nota del periódico Gaceta de La Plata, declaraba:
Creo que el ensanche de la calle Cantilo es una realización de gran mérito que va a redundar en beneficios de la parte “más vista” de City Bell. Pero también creo que hay sectores demasiado olvidados. Barriadas enteras que están aisladas. Deberían pavimentarse, por ejemplo, la calle Güemes, la 10, Rivadavia o Alvear y la Sarmiento. (...)
Por otra parte – continúa diciendo el señor Cicarella – sería muy importante ensanchar el cruce del camino General Belgrano con la calle Cantilo (es demasiado estrecho) y el de este mismo camino con la calle Lacroze. Y aquí es más importante, por cuanto los camiones de hacienda que deben dirigirse al frigorífico de Gorina, deben efectuar a causa de la estrechez del paso complicadas maniobras, terminando muchas veces – y esto es habitual – con dos ruedas en las zanjas de desagüe de Lacroze

En otra nota periodística (y antes de las últimas modificaciones) ya advertía: “City Bell debe ser una de las pocas localidades del país que su avenida principal es una de las más angostas del lugar

Ennio y su esposa viajaron varias veces a San Biase y alguna vez apareció la idea de volver a radicarse en aquellas tierras, pero el amor por City Bell fue más fuerte y definitivamente el matrimonio optó por nuestro pueblo.

Locales de Cantilo y 6, la última obra construida por Ciccarella
En 1992, al jubilarse, dejó su tradicional chalet de 21 y 12 (al lado del antiguo tanque de agua) y se vino “para el centro”. A propósito del tanque de agua, Ennio fue uno de los vecinos que se opuso a la demolición del antiguo tanque una vez que terminó la construcción del nuevo. En la nota de Hechos y Personajes explicaba: “Primero que para tirarlo la empresa cobraba un montón de plata y después les dije que si en Europa las cosas viejas se dejaban, acá podíamos hacer lo mismo

Ennio Ciccarella
Parte del material fue extraido de una nota escrita por Consuelo Carranza para  Hechos y Personajes en septiembre de 1997

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada