La parábola del Estornino

Tengo esta entrada escrita desde el año pasado. Estaba esperando a sacar algunas fotos para ilustrar las frases finales, pero repentinamente se puso de moda hablar del estornino y me quiero sumar a la ola...

----

La parábola del Estornino

Estornino pinto
(Sturnus vulgaris)

El estornino es nativo de Eurasia, pero ha sido introducido en el sur de África, América del Norte, Australia y Nueva Zelanda. Por ser tan adaptable, en muchos lugares se ha convertido en una plaga. En algunas ciudades, miles de estorninos llegan del campo en grandes bandadas por las tardes para pernoctar en los árboles o bajo los puentes.


Suele anidar en los huecos de los árboles, pero también se apropia de otros nidos. Se adapta fácilmente a distintos ambientes y es muy agresivo...

Hace un año vi por primera vez un par de estorninos en City Bell (en ese momento no sabía qué eran) y al intentar identificarlos los encontré recién en la última página de la Guía de Observación de Aves, como especie recientemente introducida. Hoy, en el mismo árbol encuentro bandadas de una decena de individuos y esta situación se produce en muchos otros sitios y ya hasta empieza a resultar familiar su canto.

Hace un par de meses fui testigo de un hecho que me resultó sumamente interesante. Durante varios días había estado observando el trabajo de un Carpintero Campestre construyendo su nido en un álamo seco, hasta terminarlo. Lo que pude observar una mañana fue a un grupo de 6 u 8 estorninos acosando al carpintero intentando desplazarlo de su flamante casa. En parejas se lanzaban al ataque provocando que el carpintero saliera de su nido en persecución de los agresores. Cuando el carpintero lo abandonaba, otros estorninos intentaban ocuparlo obligando al carpintero a frenéticas maniobras yendo y volviendo en defensa de su casa. Hubiera dado “mi reino por una cámara” para poder documentar este hecho y cuando volví al día siguiente, con intenciones de tomar alguna imagen, encontré con angustia a un estornino dentro del nido...

Si hubiera sido una contienda entre especies autóctonas hubiera entendido que la naturaleza tiene sus propias leyes y reglas de juego que pueden parecernos injustas; pero el hecho que el agresor fuera una especie introducida cambió totalmente mi percepción de lo sucedido.
Por suerte para el local, algunos días después recuperó su hogar...

Estorninos



Carpintero Campestre en su nido recuperado



Comencé a buscar información y encontré mucha... (entre otras características, la del hábito de usurpación que había podido observar...)

Me permito extraer algunos párrafos de lo que escribió Alec Earnshaw en su sitio http://www.fotosaves.com.ar/ pero que recomiendo leer en su totalidad.

“El estornino pinto es un ave con historia - por cierto una historia bastante dramática - y existe la posibilidad de que en la Argentina se sufran las mismas consecuencias que han acaecido en otras latitudes por culpa de esta especie invasora, que no pertenece aquí. (...)

En pocos años (5 o 10 años nada más, digamos a partir de 1995) las poblaciones de estorninos se vienen reproduciendo a un ritmo alarmante. La proyección es bastante terrible: se teme que las bandadas se extenderán a todos los rincones del país, se convertirá en plaga por excelencia para todo tipo de cultivos, y además desplazará a muchas especies silvestres de sus enclaves naturales, comprometiendo su supervivencia. El estornino se adapta a cualquier cosa, y es muy agresivo. Aprovecha tanto recursos del humano, como los industriosos esfuerzos de otras especies de las cuales se apodera de su nido. (...)

En efecto, estamos presenciando una invasión biológica, que esta ocurriendo en estos años, en el 2005 y 2006. (...)

Mucha gente cree que, por ser los estorninos también animalitos, pajaritos aparentemente indefensos e inofensivos, deben ser respetados y cuidados. Esto se llama "proteccionismo". Pero quienes mantienen esta postura se olvidan que permitiendo la expansión de este invasor pueden estar condenando a muchas otras especies - por ejemplo a nuestra Ave Nacional: el Hornero Común - a la extinción...
Y la extinción es para siempre...





Estorninos en España: video subido por: http://www.luzdelsueve.com/


-------

Esta parábola sobre las especies foráneas que ocupan territorios desplazando a especies nativas, me lleva a reflexionar sobre algunas costumbres, placeres y hábitos que hemos ido perdiendo, como vecinos, por que están siendo desplazados por nuevas especies que están viniendo a nidificar a City Bell...


Los automóviles están desplazando a las bicicletas y a la posibilidad de pasear o ejercitarse en el barrio.

Las mesas en las veredas están desplazando a los peatones y a la posibilidad de encontrase con un vecino y charlar un ratito.

Los comercios están desplazando a las casas de familia, transformando el centro en tierra de nadie.

El cemento está desplazando a la tierra y disminuye la absorción de las aguas de lluvia; eso provoca anegamiento y nos priva del olor a tierra mojada

Los deliverys y el fast food están desplazando al hábito de la comida casera, sana y familiar

Los inversionistas están desplazando a los vecinos que eligen calidad de vida y un hogar en lugar de capitalizarse

Ver entrada: Especies Foráneas


2 comentarios:

  1. Comparto tu opinión respecto al cambio que los inversionistas -las grandes inmobiliarias que sólamente ven sus negocios económicos- implementaron en mi City Bell querido. Desgraciadamente lo arruinaron, y lo que es peor se nota en la clase de gente que vino a vivir, no saben convivir con la naturaleza, no respetan nada....

    ResponderEliminar
  2. Hola, yo vivo en la zona entre Gonnet y C. Bell, cerca de Cno. Belgrano, y ya me "invadieron" los estorninos. Pude observar en los últimos meses en mi jardín una bandada de estas aves que echan a los demás pájaros que sí son autóctonos, son una especie de "patoteros" que empujan a los de otras especies que están en el pasto recién cortado alimentándose. Tenía desde hace casi dos años jilgueros en mi casa que habitaban uno de los dos nidos abandonados de horneros que hay en casa El jilguero macho se posaba en el cable de teléfono, frente al nido de hornero que habitaba, cantando varias veces al día, e incluso lo veía por la ventana en el jardín alimentándose. Hasta que aparecieron los estorninos y los echaron y ocuparon uno de los nidos de hornero. Hacen mucho ruido contra el techo de chapa, ya no se puede dormir en la habitación que tiene por fuera dicho nido. Ensucian toda la pared y los vidrios de las ventanas. Son un asco. en cambio los jilgueros eran un amor con sus cantos y no ensuciaban. Antes estaban los horneros que construyeron los nidos y hacían un poco de ruido pero no ensuciaban. Hay que hacer algo con esta especie que algún coleccionista de aves soltó y se reprodujo indiscriminadamente por no tener en nuestro medio enemigos naturales, antes de que extinga a nuestros queridos jilgueros, horneros, calandrias, zorzales, etc. Hasta hace tres meses en mi techo se posaban las calandrias, y también había tordos a veces, y mas zorzales que ahora. Pero desde que aparecieron los estorninos se fueron casi todos los demás pájaros. Ya llamé a un especialista para que los ahuyente y saque los nidos abandonados de hornero que están a 6 metros del suelo para que no vengan mas los estorninos. En los nidos no tienen sus crías, ya que hacen como el tordo y ponen huevos en nidos de otras especies para que se los críen. así que ni hacen nidos, ni cuidan a sus polluelos. Unos vagos que viven de otros pájaros.

    ResponderEliminar