Por una Navidad sin pirotecnia...

Una Navidad diferente...

Llega la Navidad y el Fin de Año y Cantilo empieza a subir su temperatura para entrar en ebullición en la semana que empieza... El deseo auténtico de regalar algo a los seres queridos es muy bien aprovechado por hábiles estrategias comerciales y se transforma en una compulsión que nos aleja del espíritu familiar, de reflexión y de balance que debería caracterizar esta época.

En algunos casos los festejos también se terminan asociando en forma ilícita con algunos excesos (como los de alcohol...) y con costumbres primitivas como el rito del estruendo.

Sepan disculpar pero no puedo entender el placer que producen las explosiones. Algo de música un poco más fuerte, aplausos o batucadas pueden resultar expresiones auténticas de alegría que pueden resultar incómodas para algunos pero cuyos decibeles no superan los umbrales del dolor como sucede con la pirotecnia más pesada que se quema cada año. 

Aún cuando se pudiera demostrar científicamente que la gente puede llegar a ser realmente más feliz a causa de las explosiones, queda por evaluar si eso justifica las laceraciones y quemaduras en los más chicos, si justifica los incendios producidos por cañitas o globos, si justifica el terror en bebés, ancianos y mascotas, si justifica las zozobras en salas de emergencia y cuarteles de bomberos, si justifica el riesgo que implica el increíble negocio de la venta de pirotecnia en la vía pública, pero por sobre todo habría que preguntarse si no es amoral que se queme tanto dinero en unas pocas horas, mientras hay tantas deudas pendientes en nuestra sociedad (y que las hubo y las habrá sin importar el color político de los gobiernos de turno)
 



Si el costo de cada cañita que se quema (porque es costo, de ninguna manera es valor...) pudiera destinarse a alimentos o sencillas golosinas, en muchas más mesas se podría recibir la Navidad y el Año Nuevo con una mayor cuota de esperanza gracias a la solidaridad auténtica y desinteresada de la gente.  Y hay muchos que lo hacen...
Una parte de esta sociedad cree que debería prohibirse la pirotecnia, a mi me reconfortaría descubrir que de a poco podremos evolucionar hacia modos de festejo que no pongan en riesgo bienes materiales y mucho menos la salud de personas y animales.


S.O.S.: PARQUE ECOLÓGICO


Lo primero que quiero expresar es que no desconozco que hay muchas personas con autoridad para tratar profesionalmente este tema, pero por el momento nadie lo hizo y creo que puedo hacer un aporte basado en un poco de sentido común, algunos conocimientos básicos de física, geografía e historia locales, auténtica preocupación y muchísimas horas de caminatas por el Parque y por el pueblo.

Hace unos días llegó a mis manos este volante:

Click para agrandar

No conozco profundamente todas las problemáticas que se plantean pero confío en que son reales y baso esta confianza en el conocimiento que tengo del esfuerzo con que desarrolla sus actividades el personal del Parque.

Me propuse verificar y tratar de explicar una de las afirmaciones: “Desecamiento y destrucción de la laguna” y se atribuye este efecto a las obras de hidráulica que se están realizando dentro del Parque y sobre la calle 460.

El origen de la laguna

La “laguna” en cuestión se trata en realidad de un tramo “en desuso” del cauce original del Arroyo Martín.


Originalmente el Arroyo Martín recorría el predio siguiendo un recorrido sinuoso tal como se puede comprobar en este mapa posterior al año 1935, cuando las tierras del actual P.E.M. (indicado con línea verde) pertenecían a la empresa Transradio Internacional. Sobre las últimas letras de la palabra “Transradio” puede observarse un meandro del arroyo marcado con línea de trazos indicando que era un cauce transitorio.

Meandro: Cada una de las curvas que describe el curso de un río. (RAE) Curva descrita por el curso de un río cuya sinuosidad es pronunciada. Se forman con mayor facilidad en los ríos de las llanuras aluviales con pendiente muy escasa (Wikipedia)

Las curvas que se observan son líneas de nivel que unen puntos con la misma altura del terreno sobre el nivel del mar (la línea gruesa cercana al arroyo corresponde a la cota de 5 metros sobre el nivel del mar, y la que pasa a la derecha del nombre “Esc. No 12” a la cota de 10 metros)


Al construirse un canal profundo para rectificar el recorrido del arroyo dentro del PEM, el cauce original dejó de recibir agua, pero algunas obras hidráulicas permitieron mantener el meandro con agua hasta hace algunos días... (En la vista aérea puede adivinarse el cauce original que alimentaba la laguna y su desagote sobre el canal, a pocos metros del Camino Centenario)


Las obras que permitieron la existencia de la laguna consistieron en un zanjón corriendo entre el PEM y la calle 460 que recogía el agua de las zanjas de los barrios Santana y Los Tilos.

Zanjón sobre la 460 antes de las obras

Un segundo zanjón (Punto A, a la altura de la calle 14c) vertía estas aguas en la laguna pasando previamente por un piletón o reservorio (Punto B)



Gracias a una planificada obstrucción parcial de la salida de la laguna (Punto D) la salida de agua de la misma sólo se producía en caso de aumento excesivo del nivel de agua. De esta forma, con un ingreso moderado pero mantenido de agua y una apropiada contención en el extremo final, la laguna se mantuvo estable durante años, generando un humedal protegido y permitiendo el establecimiento de una rica flora y fauna. Ver entrada “Humedales”

Las aguas que alimentaban la laguna

Las zanjas cumplen con la misión de encauzar el agua de lluvia cuando no existen sumideros y desagües subterráneos. Lamentablemente, y por falta de cloacas en los barrios vecinos al Parque, las zanjas reciben también aguas servidas provenientes de cocinas y lavaderos (en el mejor de los casos...) Estas aguas contienen detergentes, jabones, grasas, restos orgánicos, etc y en muchos casos también residuos no degradables, como envases, bolsas plásticas, etc. Estas aguas, que deberían terminar en un pozo ciego o en una cloaca, son las que alimentaban, mezcladas con el agua de lluvia, la laguna de la que estamos hablando.

Para bien o para mal, en las zanjas y zanjones crecen en forma espontánea juncos y otras especies que en muchos casos funcionan como coladores que retienen los residuos flotantes. No es bueno que los envases queden retenidos entre las plantas de las zanjas ni que continúen su camino hasta la laguna ni que terminen en el Río de La Plata... ¡¡No es bueno que haya basura!! Pero de alguna manera el agua llegaba a la laguna con algún grado de “filtrado” mecánico y habiendo dejado muchos de sus residuos sólidos adheridos a las paredes de las zanjas...



Las obras de hidráulica de los últimos meses

Hace unos meses algunos vecinos advirtieron, con preocupación, que se estaban realizando tala de árboles y obras hídricas dentro del PEM.


En lugar de realizarse las pedidas obras de saneamiento y entubamiento del zanjón de la calle 460, se optó por eliminarlo (rellenándolo) y encauzar el agua proveniente de sus calles perpendiculares directamente hasta el canal del arroyo mediante zanjas abiertas en el Parque (F).

Una de las zanjas recientemente construidas dentro del Parque
Para poder abrir estas zanjas necesariamente se debió realizar un desmonte parcial. Esto fue y sigue siendo visto con preocupación por los vecinos pero hay que decir que los árboles retirados pertenecen a una especie invasora: la Acacia Negra; contra la que el personal del Parque viene librando una batalla sostenida desde el mismo momento de la fundación del mismo. Ver entrada “Acacia negra”

El agua sigue teniendo su destino final en el arroyo (y esto no cambió ni debería cambiar ya que los barrios nombrados pertenecen al área de escurriemiento natural del arroyo) pero ahora, con esta nueva disposición, disminuye el caudal de agua que llega a la laguna!!! El zanjón (Punto A) solamente es alimentado en este momento por el agua que corre por la calle 14c.

Agua proveniente de las zanjas de la calle 14c

Recorriendo el zanjón (A) se puede verificar que aún así contiene un buen nivel de agua, que su cauce fue dragado y que el piletón (Punto B) fue rellenado... (¿?)



Esta cantidad de agua se debe a la mayor profundidad dada al zanjón producto del dragado del mismo. El zanjón, de esta manera se convierte en una reserva de agua y no solamente en un cauce.

A pesar del aparente buen nivel de agua en el zanjón pude observar una disminución de unos 30 cm en el nivel del comienzo de la laguna...

Indicios de la menor cantidad de agua

En los sectores de la laguna en que la profundidad es mayor, la variación del nivel no se hace tan evidente como en las áreas más someras. A medida que fui bordeando la laguna, encontré sectores donde la disminución de nivel se hizo más dramática.


La laguna... hace algunas semanas

La laguna... hoy




Hasta este punto no podía dar una explicación al fenómeno y tuve que dar una gran vuelta para llegar hasta el extremo final de la laguna y encontrar la explicación: Quizás por inercia... quizás por falta de asesoramiento... quizás por ignorancia... En su afán de dragar y limpiar todos los cauces, alguien decidió o recibió la orden de dragar el desagüe de la laguna hacia el canal y así es como me encontré con el prolijo canal que vació la laguna.

Canal de desagüe
El dragado y limpieza de arroyos y canales es indispensable en la mayoría de los casos pero particularmente este sistema fue mantenido por años sin modificaciones ni intervenciones humanas y eso dio por resultado un pequeño paraíso natural protegido que sirve como pulmón, reservorio de flora y fauna, atractivo ecoturístico, filtro de aguas servidas, campo de observación y práctica para estudiantes de todo tipo de carreras de ciencias biológicas y es una de las principales razones de existencia del Parque Ecológico (creo yo...)

¿Quién decidió el desagüe?

¿Habrá sido solicitada, concensuada o al menos informada a las autoridades del Parque la obra hidráulica? Seguramente no... Vaciar la laguna es como regalar las joyas de la familia... La laguna es uno de los mayores tesoros del Parque, situada en el área más protegida y la filosofía general es la no intervención humana en este sector... Salvo que alguna autoridad tenga la amabilidad de aclarar lo sucedido, no creo que haya una justificación técnica para lo que sucedió.

¿Cómo reparar el daño?

Una vez iniciado el vaciamiento de la laguna, la solución obvia surgió inmediatamente: volver a construir un pequeño dique obstruyendo nuevamente la salida de la laguna hacia el canal. Pero la implementación no fue inmediata y el movimiento de tierras se demoró. Finalmente se construyó una improvisada barrera cuando la laguna estaba prácticamente seca, a la espera de que el lento ingreso de agua desde las zanjas de la calle 14c y alguna lluvia importante vuelvan a darle vida a la malograda laguna.

El dique improvisado al final de la laguna

¿Dragar o no dragar?

Recordando las terribles inundaciones del 2008 creo que nadie puede ignorar la importancia de mantener los cauces limpios y sin obstrucciones. En este caso hay que reconocer que con las últimas obras realizadas el canal del Martín quedó en óptimas condiciones (incluso con mayor ancho que el que tenía)

Canal del Arroyo Martín, luego de las obras

Somos muchos también los que, de alguna manera, lamentamos que al limpiarse el canal desaparecieron los juncos en los que proliferaba la vida... posiblemente en esta época muchos nidos y pichones habrán quedado atrapados por la pala mecánica y esta no es una pérdida menor... 

Juncos en el canal

¿La solución? Mantener los cauces siempre despejados, no permitiendo que crezcan las plantas y evitando que sean colonizadas por las aves... Si la laguna puede permanecer viva seguramente las aves podrán anidar allí y no en el canal... pero para esto hay que mantener, que es un verbo difícil de conjugar...

Se me ocurren otros verbos que todos necesitamos conjugar: consensuar, consultarasesorar, planificar...

Y en esta misma dirección, la humilde pretensión de este informe fue informar, concientizar y alertar...

¿Será eutanasia?

eutanasia.: f. Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él. (Diccionario R.A.E.)

¿Será este el término adecuado o será un "patrimonicidio"?  Es la pregunta que me hago al ver la casona de calle 15 esquina 8 y el estado en que se encuentra.

Podría tratarse del deterioro normal de cualquier construcción antigua, pero sobre esta casona podemos advertir, quizás, un mecanismo inmobiliario de la peor calaña: Dejar que las propiedades se degraden y hasta favorecer este proceso para que se transformen en irrecuperables y entonces poder demolerlas "sin culpa"

La mitad del techo de la galería posterior está derrumbada, las paredes de ambas plantas fueron pintadas y esto implica a gente transitando por los techos de tejas coloniales (que ahora están rotas o faltan y permiten el ingreso de agua de lluvia), el portón del frente y una de las hojas del portón lateral fueron robadas y esto permite el libre acceso, puertas rotas o faltantes, plantas que crecen en las hojas acumuladas en techos y canaletas, etc, etc.







En fin, una pérdida más para este City Bell "moderno" cuyo patrimonio arquitectónico se sigue desangrando.  Mientras algunos buscan cerrar estas heridas otros prefieren sacrificar al enfermo.

La misma casona, en mejores épocas...
 

Efemérides: 5 de octubre - Día del Camino


Testimonios de la historia del Camino Belgrano (Parte II).

En una entrada anterior repasamos la Ley 3089 del año 1907 que autorizaba la construcción del Camino Afirmado de Avellaneda a La Plata (luego Camino Belgrano), acompañado de un ferrocarril eléctrico que debía correr entre ambas manos de dicho camino.  Esa entrada narraba la historia de un proyecto que no pudo ser... pero dos de los cuatro carriles previstos se construyeron y se convirtieron en nuestro actual y conflictivo Camino General Belgrano.

Hace mucho tiempo pude leer referencias sobre los mojones del Camino Belgrano construídos en granito rojo... Recorrí el camino desde Villa Elisa hasta Gonnet buscándolos y aquí les traigo las imágenes de los que quedaron en pie como testimonios de esta historia. 

Mojón próximo a la calle 411 de Villa Elisa
"Avellaneda 36,215 - Plaza Italia 15"

Mojón en Camino Belgrano y Arana (esquina Norte)

Inscripción en el lateral izquierdo

Inscripción en la cara posterior
"Prov de B Aires - M.O.P. - Dir. Hid. Puentes y Caminos
Fab. ADOQUINES y PEDREGULLO
SIERRA CHICA"

Mojón frente a la Estación Villa Elisa

Inscripción en el lateral derecho
La inscripción se corresponde con la antigua circulación de los vehículos por la mano izquierda, asi daban la bienvenida a quienes llegaban a la estación por Arana, justamente por la mano izquierda

Mojón ubicado sobre la calle 451 de City Bell (lateral izquierdo)

Mojón ubicado sobre la calle 451 de City Bell (frente)

Mojón ubicado sobre la calle 451 de City Bell (lateral derecho)

Mojón próximo a la calle 505 de Gonnet
"Avellaneda 42,215 - La Plata 6"

También son testigos de la vida de este camino los puentes de hierro que cruzan los arroyos de la zona.
Puente de Hierro sobre el Arroyo Rodriguez (Recreo Venecia)

"Encofrado para tablero de cemento armado Puente 30m  Km 16.942 / Junio 28 - 1915"

A pocos metros del Hospital de Gonnet, cruzando sobre las antiguas vías del ramal Ringuelet - Brandsen (ahora cruce vehicular), encontramos un puente de cemento que se diferencia del resto y tiene nombre propio: "Donato Gerardi"
Puente "Donato Gerardi" sobre las vías del ramal Ringuelet - Brandsen
Dice el Ing. Luis Lima en “Preservando el Patrimonio de los Argentinos”, 14/07/2010.
La construcción del camino se contrató el 21 de mayo de 1911 y se comenzó el 1º de agosto del mismo año.

El puente del kilómetro 4,425, sobre las vías del FFCC Sur, ramal Ringuelet-Ferrari, se proyectó originalmente como un arco metálico pero, debido a la guerra europea de 1914 -19, la empresa belga encargada de su fabricación no lo entregó pues el acero se transformó para ellos en un material estratégico; era el último de los puentes del tramo construido.

Como comprando el acero en Argentina el costo se incrementaba ¡en un 25%! el Director de Obra decidió encargar a uno de los profesionales de la entonces Dirección de Hidráulica, Puentes y Caminos, el Ing. Donato Gerardi, el proyecto de un puente en arco de “cemento armado”, como se conocía por entonces al actual Hormigón Armado.

Para ubicarnos en el carácter “revolucionario” de la encomienda, basta recordar que el primer texto de Hormigón Armado que merece tal nombre fue el de Emil Mörsch de 1902, el primer Reglamento para Construcciones de Hormigón Armado fue el Suizo de 1903, y el primer curso sobre este material dictado en La Plata, tuvo lugar en la Facultad de Ciencias Fisicomatemáticas durante el año lectivo 1912 (el Ing. Gerardi era profesoren esta Facultad). Su construcción se inició en octubre de 1915 y finalizó en mayo de 1916. El monto tope admitido por el Poder Ejecutivo Provincial fue $50.000,00 y el costo de obra de $48.681,45.

Plano del puente

"Descumbramiento del puente en arco oblicuo de cemento armado sobre el ramal Ringuelet Ferrari
Concurrentes al acto Ingenieros A. Claps, J. Marcet, A. Tapia, D. Gerardi, Martignioni, Senat, Garofalo"

Ing. Donato Gerardi
Publicó el Diario El Día en noviembre de 2008:

http://www.eldia.com.ar/edis/20081111/laciudad21.htm 

El Concejo Deliberante de La Plata declarará Ciudadano Ilustre -post mortem- al destacado ingeniero Donato Gerardi. El acto tendrá lugar este jueves, a las 13, durante la sesión semanal que se celebra en el recinto del Palacio Municipal. El profesional que será distinguido tuvo una activa participación en obras públicas de la Región, fue un destacado docente de la UNLP y estuvo entre los fundadores de las entidades más importantes vinculadas con la ingeniería.

Perteneciente a una familia italiana radicada en la capital federal en 1890 (había nacido en Avigliano, Basilicata, y a los cuatro años se trasladó a la Argentina), Gerardi cumplió con los estudios secundarios en el Colegio Nacional Oeste -hoy Colegio Nacional Mariano Moreno- y se recibió de ingeniero civil en 1910 en la UBA. Después de un corto período en la Administración Nacional de Puertos ingresó en la Dirección Provincial de Puentes y Caminos, organismo que con el tiempo se convirtió en la Dirección Provincial de Vialidad. Entre otros cargos en la dependencia, se desempeñó como jefe de obras del camino Afirmado La Plata-Avellaneda (en la actualidad el camino General Belgrano).

En 1915, la guerra mundial frustró el ingreso al país de un puente de hierro que se había construido en Bélgica para instalar sobre las vías del ramal que une Ringuelet con Brandsen, a la altura del Belgrano. Como alternativa, se le encargó a Gerardi el diseño de uno de hormigón armado, en arco y con 30 metros de luz, que fue el primero de ese material montado en el país. Con su nombre impuesto años más tarde, la estructura, sometida a un intenso tránsito pesado durante décadas, excedió en su uso todas las previsiones. (...)

Finalmente rescatamos de la mirada apurada otras de las obras que nacieron hace casi 100 años con el camino: Las columnas metálicas del primitivo tendido eléctrico.

Estructura de hierro destinada al tendido eléctrico frente a la calle 461 de City Bell
(ahora soporte de una cámara de vigilancia)