Decreto 56 del Concejo Deliberante de La Plata

Para los que todavía no se enteraron, les cuento que el 24 de mayo fui reconocido como "Ciudadano Ilustre" por el Concejo Deliberante de la ciudad de La Plata...  Esto representa para mi un premio que me llena de orgullo y felicidad y un mayor compromiso y responsabilidad...



Disculpen el "autobombo" pero muchos conocidos me han pedido escuchar o leer lo que dije el día de la distinción. Me había organizado un poco con algunas ideas bases sobre lo que indefectiblemente quería transmitir... pero no fue fácil... así que algunas cosas me quedaron en el tintero y otras sonaron distintas al decirlas que al transcribirlas. Por eso me permití editar un poco lo desgrabado y agregar (entre paréntesis) lo que me quedó por decir.
Si lo hubiera podido escribir y leer, posiblemente hubiera quedado mejor, pero esto es lo que me salió...

“Lo primero que quiero decir es un GRACIAS enorme...
Gracias a ustedes por esta distinción y gracias a la grada, a la gente que está allá arriba haciendo el aguante, y a la que no quiero mirar para no emocionarme. 
Me queda grande el título... Yo busqué en el diccionario qué significaba “ilustre” y es una persona que se destaca por una actividad en particular... en ese sentido, acepto al reconocimiento.
Hay muchas personas que hacen cosas mucho más importantes que las que hace uno... gente que está salvando vidas, por ejemplo, pero es importante que cada uno en su comunidad haga lo que sabe, lo que puede, lo que le sale y así, entre todos, hacemos que la comunidad mejore, progrese.
Lo mío es puro amor a City Bell y devolver lo que recibí de City Bell. Vivo en City Bell desde que tengo un año, mis padres hicieron la casa donde vivo, hemos vivido gracias a un comercio que la familia tiene hace 51 años, estudié en City Bell, fui Scout en City Bell, hice el Servicio militar en City Bell... 
Trabajo en City Bell por elección... yo elegí quedarme en City Bell y lo que estoy haciendo habitualmente es devolver lo que recibí... Y es mucho lo que uno recibe...
Respecto de mi actividad y este reconocimiento, admito que en gran parte es mérito propio por el tesón que le pone uno al trabajo que hace, pero también hay mucho que es heredado... de la familia, de los padres, de la comunidad. En aquellas épocas en que éramos chicos la comunidad entera ayudaba a que nosotros nos formáramos, los vecinos eran parte de nuestra familia. No queremos perder aquellos valores en estos años que se están viniendo con tanto progreso precipitado.
Todo lo que hago y haré, será en agradecimiento, insisto, por todo lo que recibí de City Bell. Pero muchas veces se piensa que uno está enganchado al pasado... en realidad nosotros nos apoyamos y conocemos y estudiamos y difundimos el pasado porque queremos mejorar el presente y definir qué futuro deseamos... Yo soy un convencido de que tenemos que tener expectativas y que podemos modificar lo que nos toca vivir... si eso no fuera así ustedes no estarían acá y no existirían las escuelas. Yo pretendo que se rescaten de la historia de City Bell aquellas cosas que la hicieron única: Un estilo de vida basado en los valores de los que estamos hablando como la tranquilidad, la paz, el contacto con la naturaleza, el conocimiento de los vecinos...
Y quiero mencionar también que City Bell no es Cantilo, solamente... hay que mencionar a los barrios que están más alejados del centro... Todo este conjunto de vecinos necesita de múltiples soluciones y la difusión de la historia me parece que tiene que servir para que todos tomemos conciencia de lo que pasó allí, del esfuerzo de los pioneros, del trabajo de nuestros padres que estuvieron chapoteando en el barro durante tantos años... Ahora tenemos el asfalto pero también queremos poder movernos en bicicleta sobre ese asfalto... Es un doble juego: desear el progreso pero no perder los valores que mamamos desde chicos.
Así que tenemos algunos reclamos también para hacer, ya que City Bell está creciendo “comercialmente”... Es muy importante el Polo Gastronómico pero tenemos expectativas de que haya también un Polo Cultural en City Bell; un Polo Ecológico (tenemos pulmones verdes) Tenemos mucho para ofrecer a la comunidad; así que pretendemos que City Bell no sea solamente un lugar para ir a comer a un restaurante un fin de semana. Invitamos a que al salir del restaurante, no en el auto, sino caminando, lo recorran, paseen, lo miren, conozcan su historia, porque en la medida que uno conoce los lugares empieza a quererlos... esa es la propuesta.
Estamos queriendo también mejorar nuestra calidad de vida, por ejemplo, con más escuelas públicas, debo decirlo... (con un centro de salud acorde a la población actual, con una guardia médica nocturna, con un ordenamiento consensuado e inteligente del Código de Construcción...). Ha crecido notablemente la población de City Bell pero no crecieron, de la misma manera, los servicios... es una problemática de muchas otras localidades pero uno defiende la de uno, vió? así que estamos también pidiendo que los servicios crezcan junto al crecimiento comercial. No es solamente el comercio lo que hace que una población crezca y progrese. Este reclamo es respetuoso pero es justo, me parece a mí.
Y finalmente, lo que quiero decirles es que si ustedes van a City Bell, dejan el auto y lo caminan... les prometo que se enamoran...
Muchas gracias...”

Algunos de los amigos que me acompañaron en esta jornada tan especial...

No hay comentarios:

Publicar un comentario